Una entibación es una forma de contener el suelo cuando se realizan excavaciones para que no se produzcan deslizamientos o derrumbes, poniendo en riesgo no solo el proyecto de construcción, sino a los trabajadores. 

La entibación fundamental para evitar accidentes

Esta prevención se hace con unas estructuras provisionales sólidas, pero fácilmente ensamblables y de diferentes materiales, como hierro, acero o madera, y de distintos tamaños para adaptarlas a las necesidades y características del terreno, pues no es lo mismo que sea de grava, que de arena, roca, arcilla o tierra, dado que unos conllevan más riesgo de desplome o de movimientos de tierra que pueden afectar incluso a edificaciones y personas. 

Para establecer qué tipo de entibaciones son necesarias, un equipo de especialistas tiene que estudiar el suelo y ver su composición geológica, la profundidad de la excavación, su consistencia más o menos cohesiva, el ángulo de fricción, las pendientes existentes, la humedad, etc.

 

Imagen Víctor Yepes

De esa manera, podrán establecer qué máquinas se requieren y qué sistemas de entibación son los correctos para cada obra concreta, dado que no exigirá lo mismo un pozo que un embalse. 

Más que nada porque, según se avanza con la excavadora, el suelo se va removiendo y, si se comete un error con la entibación y no tienen la fortaleza y la estabilidad adecuadas para sostener el peso de la maquinaria o la presión del terreno, podría producirse un accidente grave. 

 

Tres tipos de Entibación: 

En la entibación cuajada se cubre completamente con láminas grandes o paneles la zona a excavar. 

En la entibación semicuajada se cubre solo la mitad con tablones colocados de forma horizontal pero  con un espacio entre sí.

En la entibación ligera se sujetan con codales de acero los paneles de madera para soportar mejor el empuje del terreno.

 

Partes de las estructuras de Entibación

Además de los mencionados paneles, que recubren de forma vertical los muros para retener la presión del suelo, otras partes de las estructuras de estibación son las columnas, que soportan la fuerza de comprensión y se incrustan en el contorno de la zona de excavación.

Los puntales, por su parte, son fundamentales y se colocan transversalmente, sirviendo de apoyo a los codales. Y los largueros sirven para soportar las cargas elevadas en horizontal. 

Si necesitas saber más, consulta a los expertos de Firmeza Solutions para no correr ningún riesgo.

Firmeza, ¿quiénes somos?

FIRMEZA SOLUTIONS nace con el objetivo de cubrir una necesidad en el mercado, aportando soluciones técnicas a los problemas que los clientes tienen en los Pavimentos Exteriores. Somos expertos en el Mantenimiento de Pavimentos, Reparación, labores de Consultoría específica, LICITACIONES y en obra civil de urbanización.

¿Quieres más información o solicitar presupuesto?  Escribe un correo info@firmezasolutions.com  o llámanos al 976 222 111. Estaremos encantados de asesorarte.